Saltar al contenido
Catering Cali

El afecto y gusto por las sopas

¿TENDRÁ QUE VER CON NUESTRA EDAD? 😱

Últimamente el gusto hacia las sopas en todas sus variedades y presentaciones se me ha vuelto una obsesión, tanto que empiezo a ofrecerlas en los servicios de catering como excelente opción de entradas. Me pregunto si este gusto en particular es directamente proporcional al incremento de la edad, típicas preguntas de la edad media. Y es que cada vez que pienso en la hora de comer y llega a mi mente una entrañable y tibia sopa con todas sus bondades, verduras y sustancia, se me hace un mar de saliva la boca. Y no solo pensar, si no ¡cocinar! Situación que no me sucedía años atrás.

Analizando de fondo y para no culpar la edad por ahora, porque no se ustedes, pero yo, asocio las sopas con un gusto particular de la madurez, creo que el haber nacido en un país como Colombia nos hace soperos por excelencia, para los que no saben, Colombia es reconocido a nivel internacional por su variedad de sopas y se dice que podemos tener alrededor de 300 variedades, de ¡locura! También podemos justificarnos en la variedad climática de nuestras regiones, donde las sopas por ser comidas altamente calóricas y que normalmente se sirven calientes, son ideales para la alimentación en los microclimas y ciudades frías del país, pero no, tengo serias sospechas de que este gusto por las sopas es directamente proporcional a la edad, si no pregúntale al común de los infantes cuál es su sopa favorita. Pensemos ahora en la preparación, porque hacer una muy buena sopa, no es fácil, lograr un punto de sustancia ideal, de espesor, de color, transparencia, que las verduras y carbohidratos no sean un tesoro perdido en el fondo del plato (fundamental en algunas sopas colombianas) es un arte que se le debe y da muy bien a nuestros cocineros de tradición (abuelas, tías, madres y algunos padres entre otros), que sin duda alguna con el pasar de los años, sus sopas o hervidos toman un sazón incomparable que supera cualquier plato de la actualidad y que solo podemos degustar y apreciar cuando también hemos recorrido parte de su camino. Sigo creyendo que el gusto por esta comida en particular tiene que ver con la edad, con la experiencia y gusto que se adquiere, y porque quizás por simple retribución cósmica, se lo debemos a nuestros ancestros. ¿ Y tú qué opinas?

Call Now ButtonLLAMAR
WhatsApp chat